POLITICUS.MX

Hermosillo, Sonora

El PAN terciado

Octubre 03
2017

Sin lugar a dudas el Partido Acción Nacional se tambalea, le duelen las piernas, no se sostiene erguido, sus cimientos se cuartean y crece el riesgo inminente que en las elecciones del 2018 puede caer noqueado sobre el ring electoral. 

Y es que la tercia que juega sus cartas cada vez ven más lejana esa posibilidad de llegar a  acuerdos sostenibles que deje contento con los amarres políticos a cada una de sus parte, y que intereses que cada uno de esos tres aspirantes ha puesto sobre la mesa, lleguen a congeniar de manera tal que cierren filas rumbo al día "D". 

Ricardo Anaya por un lado, ejerce ese poder que le da por sí sola la presidencia del Partido, más allá de los cierres que se ha puesto para colocar en puestos claves a panistas connotados que son los soldados que habrán de poner el lomo y dar la cara cuando llegue la hora decisiva. 

Anaya ha demostrado que tiene la mano pesada, a veces sutilmente, otras con características de antidemócrata, pero siempre se sale con la suya. Y eso evidentemente deja claro que sabe ejercer el garrote que le endosó Gustavo Madero. 

Mientras que Margarita Zavala navega con una bandera blanca, una mujer que goza de cierta calidad moral, con un etho personal nítido y un mensaje concreto.

Su gran debilidad indiscutiblemente es su marido, el ex Presidente de la República Felipe Calderón arrastra una imagen negativa, su lastre no ha dejado despejar a Zavala como supuestamente lo haría. 

En Puebla se mueve el otrora Gobernador Rafael Moreno Valle, un tipo que dejó de cierto modo la cama puesta en su natal estado, y es que a decir de miles de poblanos, este hombre le dio otra cara a la entidad, y aunque como todos, tiene sus detractores que lo señalan de corrupción, esas acusaciones se han quedado en el aire y ha sabido zafarse la imagen negativa que le han querido empapar. 

Los tres son cartas endebles en papel, este trío tiene cola larga, dos de ellos -varones- por sus propias acciones, y la dama del buen comportamiento tiene la sombra indeleble de Calderón Hinojosa. 

Los tres, perfiles diferentes, de pensamientos contrarios, de ofensas irreconciliables, de corrientes antagónicas. El otro lado del río se ve lejos, es más,  no llegará uno a la orilla sin antes ahogar a los otros dos. 

Pasan los días, meses, y la única coincidencia de los tres, es la de denostar a Andrés Manuel López Obrador, saben que antes de liquidar a sus dos contrarios, es importante dejar endeble al que será sin duda, el rival a vencer el próximo año. 

No veo por ningún lado un acuerdo, podríamos hacer conjeturas, pero lo único que me queda claro, es que el único que podría en un momento dado negociar con alguno de los dos, es Moreno Valle, pues se dice que una senaduría sería una bolsa de oxígeno para recargar baterías rumbo a la próxima elección presidencial. 

Pero de un  acuerdo entre Anaya y Zavala no hay certeza alguna, me parece que esa relación es como un fracaso anunciado, y el poder que dejó plasmado Felipe como mandatario y el que está edificando el joven Ricardo, chocarán de frente, y gane quien gane la fractura que dejarán luego de la colisión, dañará irremediablemente las posibilidades panistas en la elección. 

Y aunque el mentado frente quiera exhibir una conexión de hermanos, han salido más rápido que inmediatamente las diferencias abismales que existen entre esos tres Partidos. Por cierto, otro problema por resolver del "ganador" de la contienda albiazul. 

Estas diferencias ya empezaron a tomar tintes desesperados, pues dos de los tres, 

-Margarita y Rafael-, se han manifestado por una elección abierta a la sociedad para elegir al candidato de su Partido, sin tomar en cuenta el fallido frente, lo que evidencia un ambiente irrespirable en la mansión azul. 

Estoy seguro que ambos saben los riesgos que se corre al hacer tal cosa, pues el PRI y otros Organismos Políticos estarían listos para montar su caballo de Troya, lo que facilitaría las cosas el 2018 para todos, excepto para el PAN y sus aliados, si es que llegan a su destino. 

Tal vez Moreno Valle le apueste a que es el candidato más débil y por ende el PRI apostaría por él en esa justa abierta. Y Zavala tenga guardada una promesa Tricolor por todos esos asuntos que su marido horneó con el Partido en el poder. 

Y no es que Anaya sea un hueso duro de roer, un tipo que espante en una elección, pero ha lastimado algunos nervios importantes que el Revolucionario Institucional tenía como cartas fuertes rumbo a la contienda que promete ser cruenta, por tal motivo sería el blanco a atacar. 

Las cosas no son fáciles para Acción Nacional, el monólogo político que ha emprendido Ricardo, ha dejado a su paso huellas indelebles de rabia, dolor y revanchismo. Aparentemente se ha forjado un camino sin obstáculos, sin embargo no ve más allá de las fronteras de ese sendero, donde yacen algunos que esperan el momento adecuado para lanzar flechas envenenadas que salpiquen las ansias del Presidente albiazul.

 

Listo...Dios los bendiga, cuide y proteja...

Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

Redes Sociales

Columnas Anteriores

🔀Búscanos en Facebook
🔀Síguenos en Twitter